CALIFICACIÓN ENERGÉTICA A:
¿QUÉ ES?

Aplicaciones Resan Modular S.L

Cuando hablamos de calificación energética, nos referimos a una escala definida por letras entre la A y la G, en la que cada una representa un nivel de consumo energético, tanto a lo largo del proceso constructivo como en el uso del inmueble. La calificación energética “A” hace referencia al menor consumo energético posible y, en consecuencia, maximiza el ahorro.

certificación energética Resan Modular S.L

Según un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), residir en un inmueble con calificación A supone un ahorro de un 74% en el consumo energético, es decir, más de 5,21 euros por cada metro cuadrado construido de vivienda al año, en comparación con lo que se gastaría en una vivienda común con calificación D o E.

¿Por qué las viviendas modulares de Resan ostentan la calificación A?

1. Cuidado diseño de los cerramientos, primando la estanqueidad y la baja transmitancia, término este último que tiene que ver con la cantidad que energía que atraviesa un cuerpo -en este caso, un elemento constructivo- en un tiempo determinado.
Unos cerramientos de alta calidad proporcionan un gran aislamiento de la vivienda manteniendo mejor el calor en el interior durante el invierno y la casa queda protegida de la influencia de la temperatura exterior en los días de verano.

2. Las viviendas modulares nos permiten obtener la máxima eficiencia energética aprovechándonos del clima del lugar donde estas se vayan a asentar, dado que en el diseño se tendrá en cuenta la orientación respecto al sol y las características del terreno.

3. A diferencia de en las viviendas convencionales, en un inmueble modular el proceso constructivo está más controlado y los materiales prefabricados sufren una degradación menor. Esto hace que estos últimos conserven intactas sus cualidades técnicas, orientadas a garantizar la calificación energética “A” para la casa durante un periodo de tiempo superior.

Por eso, las viviendas de Resan Modular cuentan con calificación energética “A”, lo que permite a sus usuarios disfrutar desde el primer día del máximo confort y de un considerable ahorro energético.